Seleccionar página
7 espacios de boda en Toledo que tienen todo lo que necesitáis para ese día

7 espacios de boda en Toledo que tienen todo lo que necesitáis para ese día

Encontrar espacios de boda en Toledo es fácil debido a la gran oferta que hay en toda la provincia. Pero conocer las claves para elegir el lugar perfecto para el evento es fundamental si queréis triunfar.

Porque parte del éxito depende del banquete. Además de una ceremonia bonita y emotiva, la elección perfecta de la música, las fotografías y otros muchos detalles, la base de todo es el espacio.

El hotel, la finca, el palacio o los jardines donde se celebre la ceremonia, el banquete y la fiesta es una de las decisiones más importantes que debéis tomar en torno a la boda.

Si estáis en Toledo o habéis decidido casaros en esta provincia porque vive gran parte de la familia, uno de los dos nacisteis allí o simplemente os gusta alguna zona concreta, tenéis muchos lugares bonitos.

En este listado, encontraréis los mejores espacios de boda en Toledo para celebrar un evento tanto civil como religioso. Pero hay muchos más.

1. Palmeral Resort

 Casarse por lo civil hoy día no tiene nada que ver con lo que era hace unos años. Si habéis decidido una boda civil podréis celebrar la ceremonia en un espacio ideal, más allá de un ayuntamiento o salón de plenos.

Palmeral Resort es una finca de más de 80 hectáreas en Talavera de la Reina. Cuenta con distintos espacios para la ceremonia y/o el banquete, el cóctel y el baile.

Espaciosos jardines, salones cerrados, un mirador a un lago, piscina y una plaza central con vistas a todo el complejo. Son algunos de sus encantos que apreciaréis desde la primera visita.

Por la cantidad de invitados, no tenéis que preocuparos porque aceptan hasta 450 comensales. Ni tampoco por el catering, ya que disponen de catering propio.

espacios de boda en Toledo

 2. Hotel Valdepalacios 5*GL

 Pensar en un hotel de 5 estrellas Gran Lujo para una boda parece algo inalcanzable. Pero en realidad, muchas veces la inversión no es mayor a otros espacios y merece la pena por la gran calidad de todos los servicios.

Uno de los espacios de boda en Toledo preferidos por los novios de la zona es el Hotel Valdepalacios.

Porque además de lujo, destaca su ubicación en plena naturaleza, su gastronomía con una estrella Michelín y sus vinos (con más de 200 para elegir).

 Y no todo son salones interiores, sino también jardines al aire libre donde celebrar cada momento del día.

Habitaciones y precios especiales para invitados, menús asequibles en relación calidad/precio y una barra libre sin límite horario hacen de este hotel el lugar ideal para una boda en Toledo.

3. Parador de Oropesa

Los paradores cada vez tienen más aceptación para celebrar eventos. El de Oropesa es sin duda uno de los más bonitos y el primer parador monumento de la cadena.

Sus salones, columnas, claustro, hermoso patio y la significativa Torre del Homenaje no os dejarán indiferentes. Un lugar cargado de historia que fue refugio de religiosos, soldados y nobles como los Condes de Oropesa o los Álvarez de Toledo.

Una de las ventajas del Parador de Oropesa es que podéis celebrar allí también la ceremonia religiosa, ya que tiene capilla.

Tenéis distintos menús de precios muy variados que parten de los 90 euros aproximadamente. Y, además, podréis adaptarlos sin problema a vuestras necesidades y la de los invitados.

Es ideal tanto para bodas íntimas desde 15 invitados como para eventos numerosos hasta 350 comensales. Y por el horario no os preocupéis, porque no ponen límite.

Eso sí, en cuanto lo tengáis claro, reservad porque uno de los requisitos es hacerlo con una antelación mínima de un año.

espacios de boda en toledo parador oropesa

4. Hotel Finca Canturias

 No todos los hoteles disponen de espacios al aire libre. Y si os casáis en primavera o verano, seguro que buscáis un lugar con jardín. Al menos para el cóctel o la barra libre.

Es precisamente lo que ofrece este hotel ubicado en Belvís de la Jara. Donde las vistas al lago y el entorno natural suponen mucho más de lo que pueden ofrecer otros establecimientos similares.

Celebrar una boda civil también es posible en este hotel, donde se adaptan al presupuesto de cada pareja.

Con el menú elegido tendréis incluida la decoración de las instalaciones, las minutas y el directorio de protocolo, dos horas de barra libre y la música.

La prueba de menú para 6 personas o suite para la noche de bodas no es nada exclusivo porque lo ofrece la mayoría. Lo que es un detalle único es el almuerzo con la familia al día siguiente en el propio hotel por cortesía de la casa.

espacios de boda en Toledo

5. Prado del Arca eventos- catering Amadís

¿Queréis una boda muy numerosa?, ¿No encontráis un espacio en Toledo para tantos invitados?

No todos los hoteles o fincas tienen capacidad para alojar más de 400 ó 500 invitados. Y en este caso, los cinco salones de Prado del Arca acogen hasta 1500 comensales.

Está en Talavera de la Reina, y además de sus distintos ambientes para distintos momentos del día, tienen un hotel para alojaros a vosotros y a los invitados. Por supuesto, con tarifas especiales como agradecimiento a vuestra confianza.

No necesitaréis volveros locos buscando un catering porque ya lo tienen con cocina propia. Una ventaja para que la comida llegue en su punto a la mesa.

Y si aún no tenéis la luna de miel contratada, podréis beneficiaros de descuentos en Viajes El Corte Inglés gracias al acuerdo que tienen con ellos.

espacios de boda en toledo Prado del arca

6. Salones Antonio

Tanto los niños como los adultos lo pasarán genial en estos salones de Lagartera. Tienen zona infantil y todos los espacios acomodados para que el evento resulte perfecto.

Jardines, salones interiores, zona de baile, espacio para ceremonia civil y parking son los espacios que ponen a vuestra disposición.

Los rincones temáticos de vinos y mojitos, un show cooking o cortador de jamón son a día de hoy casi imprescindibles para una boda exclusiva, pero no todos lo tienen.

Una zona chill out para terminar la fiesta mientras degustáis una copa bañada en una fuente de chocolate con frutas incluida no tiene precio.

Y hablando de precios, os sorprenderán. Porque tienen menús desde 56 euros aproximadamente (consultar en fecha).

No lo penséis mucho porque tienen bastante demanda y aconsejan reservar como mínimo 12 meses antes de la boda.

espacios de boda en toledo Salones Antonio

7. Finca Malpartida

En Talavera de la Reina tenéis esta finca donde ponen a vuestra disposición todos sus espacios.

Una casa de principios del siglo XX rodeada de jardines que pueden acoger hasta un millar de invitados. Y por si las inclemencias del tiempo impiden el banquete al aire libre, tenéis un gran salón para bodas de hasta 400 comensales.

Si queréis aprovechar la comodidad de celebrar todo sin desplazaros, cuenta con capilla para la ceremonia religiosa. Y por supuesto, para una civil. Vosotros elegís.

Y si no tenéis tiempo para contratar una wedding planner o buscar el resto de proveedores, os ayudarán con:

  • Servicio de fotografía y video
  • Transporte
  • Decoración
  • Música

Una empresa donde la calidad prima por encima del resto, con una cocina a la altura de un evento tan señalado como este.

espacios de boda en toledo Finca Malpartida

Son solo siete espacios de boda en la provincia de Toledo que disponen de todo lo necesario para un evento perfecto. Gastronomía, vistas, servicios y todo lo que requiere un día tan especial.

Podéis inspiraros con más ideas en:

Ventajas de celebrar una boda de mañana incluso en verano

Ventajas de celebrar una boda de mañana incluso en verano

Elegir la fecha de la boda es el primer paso. El siguiente, pensar en el momento del día que queréis celebrar el evento.

Y es que las ventajas de celebrar una boda por la mañana son muchas. Porque a pesar del calor si elegís el verano, hay razones por las que casarse a plena luz del día es una buena idea.

Aún así siempre hay que pensar en el lugar donde va a celebrarse y también la época del año.

Si aún estáis indecisos y no tenéis nada claro si hacer una boda de mañana o de tarde, os damos algunas pistas.

Ventajas de una boda de mañana en las que no habéis pensado

Más tiempo para disfrutar

Con el tiempo que transcurre desde que una pareja toma la decisión de casarse hasta que llega el momento, al final sabe a poco.

Es como la sensación que queda después de estar horas cocinando un plato exquisito para comerlo en apenas unos minutos.

Por eso, una de las ventajas de celebrar una boda de mañana es que tendréis más tiempo para disfrutar del día.

Son más horas y podréis alargar más todos los momentos e incluso incluir cena para los que quieran fiesta hasta el final.

La mayoría de los novios que eligen la mañana, lo hacen por este motivo.

Menos nervios 

Los nervios de los días previos y de las horas anteriores a la ceremonia son inevitables.

Y cuanto menos tiempo tengáis para poneros nerviosos, mejor. Porque la noche antes, sea la boda por la mañana o por la tarde, estaréis como un flan.

Una ventaja si os casáis antes de comer es que todo irá más deprisa. De esa forma, no podréis pensar tanto en lo que os espera.

Será suficiente con despertar a primera hora, tomaros una infusión si fuera necesario y empezar con el maquillaje, la peluquería, el vestido o traje de novio y ¡al altar!

En un abrir y cerrar de ojos os habréis convertido en matrimonio.

El look de las invitadas

Los chicos lo tienen fácil. Lo más habitual es un traje o un chaqué, camisa, corbata y unos zapatos de vestir.

Pero, ¿qué pasa con las invitadas? Las chicas piensan mucho en su atuendo cuando van de boda. Sobre todo, si es de una amiga íntima, una hermana o un familiar directo.

La ilusión de colocarse una buena pamela puede esfumarse cuando sepan que la boda es de tarde. Porque el protocolo de vestimenta para eventos o dress code así lo establece.

Cuanto más avanza el día, más pequeño debe de ser el accesorio de la cabeza. Es decir, pamelas grandes para la mañana, tocados pequeños para la noche.

Facilidades para los invitados de fuera

Es normal que tengáis invitados que viven fuera. Incluso en el extranjero.

Y para ellos, siempre es mejor una boda de día. Porque así podrán descansar la noche entera para regresar temprano al día siguiente.

Es una ventaja de una boda de mañana en la que los novios no soléis caer.

Los invitados que están en localidades próximas también tienen la opción de regresar ese mismo día y dormir en sus casas. De lo contrario, algunos preferirán alquilar una noche de hotel con el consiguiente gasto añadido que supone.

Postboda con los más allegados

Otra utilidad de una boda de día es la posibilidad de celebrar una postboda al día siguiente con los más allegados. También con los que viajaron desde lugares más lejanos que no piensan regresar enseguida.

En lugar de recibirlos la tarde-noche anterior, que también podéis hacerlo, organizar una comida juntos ya como recién casados es buena idea.

Si no trasnochasteis mucho, estaréis descansados y más tranquilos para charlar y comentar todo el evento de forma distendida.

Los mayores lo agradecen

A no ser que queráis un evento exclusivo de gente joven, siempre habrá personas mayores. No solamente los abuelos o tíos de edad avanzada sino los propios padres y amigos de éstos que no aguantan hasta el amanecer.

Estos invitados siempre prefieren una boda de mañana. Porque además se “libran” de hacer comida ese día, ya que las cenas son más ligeras.

Mejores fotografías

Los fotógrafos agradecen las bodas de mañana. Las fotos salen mucho mejor con luz natural que cuando se pone el sol.

En las bodas de tarde, tienen que darse prisa para las fotos imprescindibles que captan los momentos más importantes. Y después, en la cena, necesitan recurrir a focos y flashes que dificultan el trabajo.

Aunque, los buenos profesionales de la imagen tienen experiencia y no les supone impedimento para hacer un buen trabajo. Pero siempre quedan mejor, a plena luz del día.

Si no, tendréis que quedar otro día para haceros las fotos porque no hubo opción de hacerlas el mismo día.

Los niños disfrutan más

Al igual que con las personas mayores, hay bodas en las que los novios excluyen la presencia de niños.

A los que tienen hijos, no les sienta nada bien, pero hay que adaptarse.

Si no es vuestro caso, y os encantaría ver a vuestros sobrinitos o los hijos de amigos por la boda, mucho mejor si es de día.

Podréis ponerles espacios para que disfruten al máximo sin impedir que los padres se relajen.

También contratar a animadores o cuidadores para que nadie advierta su presencia o no molesten al resto de invitados que van sin niños.

Celebrar una boda de día tiene sus ventajas. Aunque es importante que tengáis en cuenta la época del año y la climatología del lugar. No es igual el verano en Cantabria que en Sevilla o el invierno en Murcia que en León. 

¿Lo tenéis un poco más claro? Comentad vuestras dudas para que otras parejas puedan ayudaros a tomar la mejor decisión.

Podéis inspiraros con más ideas en:

 

Fotos de boda imprescindibles: 12 imágenes emotivas que no pueden faltar

Fotos de boda imprescindibles: 12 imágenes emotivas que no pueden faltar

Lo veréis una y otra vez. Sobre todo, los primeros meses. Y años después, os gustará recordarlo. El álbum de vuestra boda es un recuerdo muy especial y no debéis pasarlo por alto. Porque hay fotos de boda imprescindibles que os harán revivir uno de los días más felices de vuestra vida.

Los fotógrafos profesionales saben bien el tipo de imágenes que debe incluir un buen álbum. Ya sea digital o impreso en papel. Pero a veces, el ajetreo del día dificulta el trabajo de captar las mejores instantáneas. Y otras, no hay tiempo para todo y se hacen las más habituales.

Por eso, tomad nota de las fotos de boda que os gustará tener y comentarlo con el proveedor que vaya a encargarse de esta tarea. La emoción debe quedar reflejada en todas ellas.

Además de las típicas de la entrada y salida de la iglesia, el momento de imposición de alianzas o el baile, entre otras, hay más momentos importantes. Y todos ellos, deben capturarse a través del objetivo para inmortalizarlos.

1. El vestido de la novia

Lo habréis visto más de una vez. Ese vestido que cuelga de una ventana bien iluminada en una habitación espaciosa. O la larga cola recogida sobre la cama de matrimonio de los padres de ella.

Es una foto que denota esa ilusión de los momentos previos. Además, es probable que el vestido no vuelva a estar así de impecable. Ni siquiera después de llevarlo a la tintorería.

fotos de boda imprescindibles caricia

Efphotographers

2. La emoción de la madrina

La cara de felicidad de la madre del novio mientras su hijo se pone el traje no tiene precio.

Si además el fotógrafo consigue capturar esa lagrimilla que se le escapa medio a escondidas mientras contempla a su progenitor, la emoción será mayor.

Normalmente hay muchas fotos de la novia vistiéndose, pero no tantas del chico. Así es que, dejad claro que ambos queréis el mismo protagonismo.

fotos de boda imprescindibles

Especial Fotógrafos

3. El abrazo de un hermano

Los hermanos de los protagonistas también cobran relevancia en las bodas. Suelen estar bastante emocionados, igual o incluso más que los padres.

Por eso, una foto imprescindible para el álbum es un momento íntimo y emotivo con uno de ellos. Un abrazo, una caricia, una mirada…pueden ser tan significativos que no será necesario nada más.

fotos de boda imprescindibles hermanos

Especial fotógrafos

4. Los nervios del novio en el altar

Si las novias se ponen nerviosas antes de llegar a la ceremonia, ellos están hechos un auténtico flan mientras esperan.

Una imagen mirando al suelo cabizbajo, charlando impaciente con un amigo en la puerta de la iglesia o colocándose el pelo, tienen gran significado.

5. Una sonrisa de oreja a oreja

La inmensa felicidad y los nervios provocan en muchas parejas una gran sonrisa.

Esa imagen os recordará lo bien que os sentíais en ese momento y la alegría que os producía dar ese paso. Además de ser una foto divertida que resulta necesaria en cualquier álbum.

Tanto del novio como de la novia por separado como de ambos juntos, sonriendo como si no hubiera un mañana.

6. La caricia en el altar

Ese momento en el que llega la novia y él la coge de la mano. O se produce una mirada de complicidad entre ambos.

Una buena imagen en el altar, cargada de emotividad, especialmente los primeros minutos, es imprescindible.

fotos de boda imprescindibles caricia

Fotoestudio Laura

7. El primer beso como matrimonio

Lo más probable es que ningún fotógrafo se pierda ese momento. Pero no seríais la única pareja que no tiene una foto del primer beso. Al menos, sin ser fingida.

Se nota la diferencia entre un beso pactado para la foto que uno que surge de forma instantánea. Si os pillan, será mucho más especial y la imagen lo reflejará.

fotos de boda imprescindibles

Alberto López Foto

8. Las lágrimas de una amiga

Además de los hermanos, las amigas más íntimas suelen emocionarse cuando ven llegar a la novia.

Ese momento es muy bonito pero para la mayoría pasa desapercibido. A no ser que llevéis varios fotógrafos, uno sólo se centrará más en vosotros que en los invitados en momentos clave como la llegada o salida de la Iglesia.

9. El beso de un abuelo

Si tenéis la suerte de contar con la presencia de vuestros abuelos en la boda, aprovechad para haceros fotos.

Por ley de vida, serán los primeros en dejaros y os emocionará ver una foto de un beso o un abrazo ese día tan señalado para toda la familia.

fotos de boda imprescindibles caricia

Boda&Arte Fotógrafos

10. El reencuentro con un familiar

Si alguno de los dos lleváis mucho tiempo sin ver a un primo, una tía o una amiga íntima, el momento del reencuentro será emocionante.

Con los nervios de la boda y la cantidad de acompañantes que habrá no os acordaréis de que está por allí cerca. Y cuando le veáis, os fundiréis en un fuerte abrazo que os gustará recordar en más de una ocasión.

fotos de boda imprescindibles emotivas

Foto: Rodbro´s Studio

11. Un bocadito de amor

¿Sois de las parejas románticas que os gusta demostrar vuestro amor en público sin importaros nada más?

Esa instantánea del chico que pringa la nariz de la novia con un poco de nata de la tarta, o le da a probar de su cuchara, es increíble y divertida.

12. El baile nupcial

No puede faltar una o varias fotos del baile. Además de la típica de ambos agarrados, alguna más especial.

Un beso al son de la música, una caricia, un susurro en la oreja…las emociones estarán a flor de piel y hay que aprovechar para reflejarlas en las imágenes del momento.

¿Os gustaría alguna foto especial? No olvidéis quedar con el fotógrafo y acordar esos detalles para que luego no echéis nada de menos en el reportaje de boda.